Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí’.
You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

En agosto la antigua Grecia renace en sus islas

En agosto la antigua Grecia renace en sus islas

“¿Cuál es la mejor fiesta griega de agosto?” La profesora lanzó la pregunta que cayó como una bomba en mitad de la clase, haciendo que los gritos de los alumnos fueran en aumento. Unos decían que lo mejor era el Festival de Dionysía, otros que la Metamórfosi (o Transfiguración de Cristo) y otros que Koímisis tis Theotókon (o Nuestra Señora de la Asunción).

Y tú, ¿serías capaz de elegir la mejor fiesta de Grecia?

“¿Por qué Dionysía es la mejor fiesta, Georgios?” Y a Georgios los argumentos se le empezaron a acumular. No solamente era un día de baile y degustación gastronómica en la isla de Naxos, sino que esa fiesta era el acontecimiento que condujo a la creación del género literario y artístico que más le gustaba ver en familia: el teatro.

“¿Y tú qué crees, Dimitrios?” Estaba claro, pensaba Dimitrios. La Fiesta de la Metamórfosi en la isla de Corfú hacía que toda su familia estuviera unida y era el único momento del año en el que su madre le dejaba beber vino. Había oído que de ese modo se celebraba que la cosecha de uvas comenzaba y se conmemoraba la manifestación de la Gloria Divina de Jesús en el Monte Tabor.

“¿Tú que piensas, Nikos?” No cabía duda, se decía Nikos. La fecha que su madre siempre marcaba en rojo en el calendario era el 15 de agosto. Ese día por la mañana llegaban a la isla de Creta sus primos de Chipre y Bulgaria y por la tarde organizaban una comida al aire libre con pan, cordero y vino, tras acudir a la misa en honor a la Virgen. Lo que más le gustaba de ese día era que su madre le decía que sí a todo. Él no lo sabía, pero en realidad era la forma en la que se celebraba la unión entre la madre (la Virgen María) y el hijo amado (Jesús), pero a Niko le hacía feliz.

“Profe”- alzó la voz Eleni desde la última fila de la clase. “Yo creo que todas son la mejor fiesta cuando las compartes con quien quieres”.

Y Eleni tenía razón.

Por eso haz un buen plan, recorre la tradición de las islas griegas con los que más quieres y llena tu bolsa de recuerdos.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código