Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí’.
You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Sumérgete en la luz de la India en octubre

Sumérgete en la luz de la India en octubre

Necesitaba huir. Correr lejos. Lejos de todo lo que le recordaba a aquel día. Su primer instinto la llevó al ordenador. Un viaje a la India se le anunciaba en Facebook. “Malditas cookies”-pensó-. Pero ¿y si era una señal?

El Diwali me cambió la vida

Al aterrizar en Nueva Delhi un fuerte olor la invadió. No era ni malo ni bueno, era totalmente diferente. Ese mismo aroma impregnaba las paredes de la casa donde la habían acogido.

De una de esas paredes colgaba una imagen de la mujer más bella que había visto. “Es Lakshmí, la diosa de la fortuna, la belleza y la abundancia.” – le dijo la pequeña de la familia- “y hoy celebramos un día en su honor”.

Clara había llegado a la India en el quinto día del Diwali, el punto álgido de la fiesta de las luces. La casa donde pasaría el resto del mes se había limpiado de forma especial, se había pintado con los diseños llamados manorā y se había decorado con lámparas de aceite y velas. En la cocina los platos rebosaban de comida y dulces y en el salón toda la familia jugaba a las cartas para atraer a la fortuna, teniendo cuidado de no manchar su ropa nueva.

Pero lo que nunca olvidaría sería aquella noche, cuando el cielo se cubrió de fuegos artificiales,  las ventanas se llenaron de velas y los ríos se inundaron de lamparillas encendidas. Solo un pequeño murmullo, del mantra que los vecinos repetían a la vez, interrumpía el silencio de la noche. Al amanecer, con todo lo vivido, Clara se lavó la cabeza, simbolizando que se bañaba en el río sagrado Ganges. Aquella sensación no fue capaz de explicarla nunca.

Ese día cumplió con el propósito del Diwali, comenzar su camino en la necesidad de avanzar hacia la luz de La Verdad y obtener la victoria del dharma (la virtud).

Toma nota de este mantra.

 

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código